DistribuciónFotovoltaicaGeneración

Estos árboles solares se verían pronto en Sudamérica

Además de brindar iluminación en espacios públicos, servirán para cargar dispositivos electrónicos

 

arbol solar

 

En tiempos donde la energía alternativa es cada vez mejor vista, Chile ha decidido seguir la senda del cuidado del medio ambiente a través de la innovación. La empresa Tuboled tomó la idea de los árboles solares LED que se producen en Europa y decidió sustituir los paneles planos por los que utilizan estructuras tridimensionales, lo que permite aumentar el rendimiento de la energía fotovoltaica. Estas estructuras 3D recogen la luz cuando el sol está a ángulos más bajos. En promedio capturan 20 veces más luz que los paneles convencionales.

 

Estos “árboles” artificiales, de siete metros de alto y diez de diámetro se alimentan de energía solar. Producen su propia iluminación LED para alumbrar de noche y cuentan con puertos USB para que las personas puedan cargar sus dispositivos tecnológicos tales como celulares, tablets y computadoras personales. Estos “árboles” han sido diseñados específicamente para los espacios públicos, como plazas, estadios, parques, avenidas y playas.

 

Según recogió el portal VeoVerde, el gerente general de Tuboled afirmó que esta tecnología aporta mucho más que simplemente iluminar una plaza, ya que “es útil para las personas porque sirve para descansar o recargar un celular en caso de necesidad. Lo mejor es que sucede de forma gratuita, pues depende de la energía entregada por el sol”.

 

La compañía ya se encuentra preparando su primer pedido para el extranjero de ocho unidades para Colombia, además, está a punto de cerrar un trato para la región chilena de la Araucanía y se encuentra en conversaciones con otros países de la región como Brasil y Perú.

 

Fuente: El comercio

3 comentarios

  1. Muy interesante este tipo de innovaciones, aunque si bien toda la energía que brinda es gratis y obtenida del sol, sería bueno también saber el tipo de mantenimiento que se le debe dar y si sus costos de fabricación, instalación y mantenimiento no son muy elevados para que se pueda ver como una inversión sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifica también
Cerrar
Botón volver arriba