Ir al contenido

24 mayo, 2015

3

Crean esferas que generan energía con luz solar y lunar

El proyecto comenzó al tratar de crear un sistema solar que podía ser incorporado en las paredes de los edificios.

 

Los diseñadores de energía solar de Rawlemon han creado una esfera de cristal capaz de concentrar la luz solar (y la luna) hasta 10.000 veces.

 

Basic RGB

 

La compañía afirma que su sistema ß.torics es 35% es más eficiente que los tradicionales diseños fotovoltaicos de doble eje, la rotación es completa. La esfera es resistente a la intemperie e incluso es capaz de producir electricidad a partir de la luz de la luna.

 

Revolucionarias_placas_solares_generan_energia_incluso_de_la_luz_de_la_luna_large
 

El sistema ß.torics fue inventado por el arquitecto alemán André Broessel. Trató de crear un sistema solar que podía ser incorporado en las paredes de los edificios para que actuaran como ventanas y generadores de energía. Pero el proyecto no sólo es notable por su capacidad en cuanto a rendimiento solar, el sistema ß.torics está diseñado también para generar energía lunar!

 

El proyecto comenzó al tratar de crear un sistema solar que podía ser incorporado en las paredes de los edificios para que actuaran como ventanas y generadores de energía, pero se rebasaron las expectativas en cuanto a rendimiento solar, ya que el sistema ß.torics está diseñado también para generar energía lunar, señaló el arquitecto alemán André Broessel, creador del proyecto esférico.

 

esferas-luna

 

Las esferas son capaces de concentrar la luz difusa de la Luna en una fuente constante de energía; además de tener un diseño limpio y hermoso, también ofrecen a la industria una alternativa más de fuentes renovables y respetuosas con el medio ambiente, agregó André Broessel.

 

01-betaray-_prototype

 

Micro-Track, uno de los primeros prototipos construidos, fue estudiado en el laboratorio alemán Zentrum für Sonnenenergie-und Wasserstoff-Forschung Baden-Württemberg, y los resultados son más que optimistas, alcanzando los 150 kW/m2 en módulos de fachada.

 

En el estudio, el prototipo -resistente a todo tipo de clima- convirtió hasta un 70% más de energía que los paneles solares tradicionales de doble eje y se mejoró en un 15% la rentabilidad de los excedentes al concentrar la luz difusa.

 

06-rawlemon-microtrack

 

Además de permitir la facilidad del uso híbrido de electricidad y energía térmica, el prototipo ahorra un 75% de superficie celular y garantiza un máximo de transparencia de un 99%. El proyecto fue finalista del premio World Technology Network Award 2013.

 

 

André Broessel tiene 46 años y trabaja desde hace más de una década en Barcelona. De origen alemán, André ha dedicado su carrera a la arquitectura, donde ha colaborado con personalidades de la talla de Jean Nouvel o Enric Ruiz-Geli. Sin embargo, son las energías renovables las que han acaparado su atención. Y de todas ellas, a la que más esfuerzos ha dedicado ha sido a la energía solar, un maná inagotable de energía que todavía espera a ser domeñado por el hombre.

 

Desde su estudio Rawlemon, Broessel propone un mecanismo sencillo y natural para resolver este problema: una lente esférica gigante. La luz del sol atraviesa el instrumento óptico esférico y converge en un haz intenso similar al producido por una lupa. Esta luz concentrada impacta sobre una placa foltovoltaica de reducidas dimensiones que se desplaza a la par que el sol. De esta manera, el sistema se calibra automáticamente para asegurarse el ángulo óptimo de luz, recogiendo la máxima cantidad posible de energía y evitando los complicados mecanismos de desplazamiento de las placas convencionales. “Podemos exprimir más jugo del sol”, resume Broessel.

 

Betaray es un de los primeros paneles solares en poner en práctica esta idea. Esta generador de energía de apariencia monumental recoge y transforma la luz del sol en energía pura. Broessel imagina un mundo donde miles de canicas de 1,8 metros de diámetro situadas en los cinco continentes suministren electricidad a cientos de familias.

 

14-betaray-domestic

 

El secreto de Betaray reside en su lente esférica, que corona la estructura metálica. Los orbes, fabricados con polímero acrílico y rellenos de agua, presentan una transparencia casi cristalina que se adecua a las necesidades técnicas del ingenio, pero que además le dota de una apariencia incorpórea. Betaray supone uno de esos raros objetos donde el diseño se simplifica en una solución casi etérea, pero asombrosamente eficiente.

 

Basic RGB

 

La esfera transparente ha permitido a Broessel sintetizar el tamaño de otro de los elementos claves del dispositivo, la placa solar. Al poseer la luz un foco más concentrado, el arquitecto alemán ha reducido el silicio del sistema fotovoltaico al 25% sin perder un ápice de energía. Esta placa se desplaza en torno a la esfera persiguiendo el haz de luz, como si se tratase de una luna que girase alrededor de un planeta mayor.

 

Basic RGB

 

Los resultados energéticos no son menos asombrosos: Betaray puede llegar a producir hasta un 70% más de energía que las placas fotovoltaicas convencionales, según comenta Broessel. En concreto, el panel puede obtener 560 vatios de energía eléctrica y 350 vatios de energía térmica. Además, Betaray puede funcionar como generador de energía híbrido, añadiéndose un motor Stirling para producir más electricidad.

 

Otro de los grandes aciertos de Betaray es que no depende del clima en la misma medida que el resto de sistemas fotovoltaicos. Ideado para poder trabajar en circunstancias atmosféricas adversas, Betaray produce cuatro veces más energía que una placas convencional sometida a un cielo nublado. Este hecho le convierte en un candidato ideal para territorios con una baja exposición a la luz, como los países nórdicos. El diseñador alemán ha refinado tanto el sistema que Betaray puede incluso funcionar durante la noche y acumular la luz de la luna.

 

07-world-map(1)

 

Y por supuesto, queda la arquitectura. Broessel propone el uso de estas esferas incrustadas en las fachadas de los rascacielos de todo el mundo. Estos orbes de cristal transparente ejercerían por igual de paneles solares y de ventanas, alimentando el sistema energético del edificio sin por ello impedir la entrada de la luz al interior.

 

3b2319b143c13d141f102190b216b09d

 

Resta aun por ver de qué manera la industria de las energías renovables acoge esta nueva tecnología. Algunas personas ya hablan de revolución, otros son más precavidos y desconfían de la supuesta eficiencia de Rawlemon. Pero lo que es indudable es que la propuesta de André Broessel ha renovado las expectativas sobre el futuro y viabilidad de la energía solar. Aún no sabemos si será un paso definitivo o una etapa transitoria, pero sí estamos seguros de que Rawlemon ayudará a hacer del mundo un sitio más limpio y menos contaminado.

 
Fuente: indiegogo.com

Entradas relacionadas

3 Comentarios Publica un comentario
  1. avatar
    Elí
    Jun 18 2019

    Interesante, agradecería proporcionarme información de los datos del creador para consultas adicionales.
    Gracias de ante mano por la respuesta.

    Responder
  2. avatar
    Camarena Ingaruca Miguel Oracio
    Feb 11 2019

    RESPETABLES SEÑORES, SU TEMA PRESENTADO SOBRE LOS GENERADORES DE ENERGÍA ELÉCTRICA USANDO ESFERA TRANSLUCIDA, ACTUALMENTE SOY DOCENTE DE NIVEL SUPERIOR, ME GUSTARIA BASTANTE MAS INFORMACIÓN SOBRE EL TEMA Y PODER CONOCER MEJOR EL TEMA Y DE ESTA MANERA PODER COMPARTIRLO CON MIS ALUMNOS Y PODER REALIZAR DIVERSAS APLICACIONES.
    MIL GRACIAS POR SU ATENCIÓN.
    MIGUEL CAMARENA

    Responder
  3. avatar
    jorge vera v.
    Feb 2 2019

    deseo contactar al inventor de esta tecnologia que me parece lo mas
    interesante que he visto.

    quisiera me diera el correo de el. para hacer algunas consultas e
    intercambiar algunas consultas que me ayudaria a avanzar en en
    desarrollo de esta interesantisima tecnologia.

    Responder

¿Qué opinas?, deja tu comentario.

(required)
(required)

Nota: Se permite código HTML. Tu correo electrónico nunca será publicada.

Subscríbete para comentar