Videos

Ante un fuego eléctrico, lo primero siempre será cortar la tensión.

Aquí tenemos otro ejemplo de un fuego eléctrico que intenta extinguirse sin cortar la tensión. No vamos a entrar en las «protecciones personales» del trabajador. Como expliqué hace 2 semanas, en el video del aparcamiento, podemos comprobar que el problema no reside en el agente extintor que usemos, sino que la explosión eléctrica es provocada al incidir directamente sobre el cortocircuito y los materiales energizados con sus aislantes dañados por el fuego. En ocasiones, el aire convencional funciona como aislante, pero si no se retira la alimentación a tiempo puede «romperse» su propiedad dieléctrica, por la diferencia de potencial, y producirse el arco eléctrico. La luz que desprende se debe al plasma que libera el aire al descomponerse.

Se agradece a Agustín Miguel Salguero por el valioso aporte

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar