Ir al contenido

16 agosto, 2018

La verdadera Kame House, una casa en una pequeña isla totalmente autosostenible

En la serie de dibujos animados Dragon Ball, uno de los maestros de Goku (el personaje principal) vive en una solitaria isla que no tiene nada más que una casa llamada “Kame House”. Sin embargo, para sorpresa de los fans de Goku, la Kame House cuenta con todos los servicios básicos: luz, agua potable, conexión a internet, etc.

 
energia sostenible

 

¿Sería posible que una casa así exista en la vida real? La respuesta es sí. En 1986, Dean Kamen, un inventor estadounidense compró por 2.5 millones de dólares una pequeña isla ubicada a solo unas millas de las costas de Nueva York en EEUU. Desde ese momento, el excéntrico Kamen (famoso por haber inventado el Segway), decidió hacer que su isla sea completamente auto-sostenible.

 

A pesar de que en un comienzo hubo problemas por un conflicto de si la isla (llamada North Dumpling) pertenecía al estado de Nueva York o el de Connecticut, Kamen pudo solucionarlos y eventualmente “independizarse”. De hecho, esta es una broma recurrente que el inventor suele hacer, considera que su isla es un estado independiente con una moneda (el dumpling), una fuerza aérea (su helicóptero) y una fuerza naval (su yate). Además se llama a sí mismo como “Lord Dumpling”.

 
Un laboratorio en medio del oceano

Sin embargo ahí es donde terminan las bromas. Kamen no se ha construido una isla completamente independiente solo por capricho, su objetivo a largo plazo es que todas las personas puedan ser hasta cierto punto autosuficientes energéticamente hablando. Su casa, funciona como un laboratorio de pruebas de productos que podrían tener aplicaciones en la vida real. En especial en países en vías de desarrollo.

 

Por ejemplo, Kamen ha reemplazado todas las fuentes de luz de su isla por bombillas LED, las cuales suelen ser más caras que los focos convencionales pero tienen la ventaja de que consumen menos energía y tienen un periodo de vida de hasta 30 veces mayor. Como él mismo explica en una entrevista a IEEE, el cambio le significó una reducción de hasta el 70% de todo su consumo de energía.

 
<img src="http://www.sectorelectricidad.com/wp-content/uploads/2018/07/La-verdadera-Kame-House-una-casa-en-una-pequeña-isla-totalmente-autosostenible.jpg" alt="La verdadera Kame House, una

casa en una pequeña isla totalmente autosostenible” width=”966″ height=”619″ class=”aligncenter size-full wp-image-20587″ />
 

Por otro lado, la generación de esa energía es otro tema al que el multimillonario creador del iBot le ha prestado atención. Kamen ha instalado una turbina de viento y tres gigantescos matrices de paneles solares los cuales alimenta la isla. Toda la energía, a su vez, está monitoreada por un software que funciona como un sistema nervioso central y sigue al detalle los picos y las bajas de poder para cada una las secciones de la isla de 12 hectáreas.

 

El sistema ubicado en el sótano sigue de muy cerca los procesos. Si hay un exceso de energía, el sistema lo usa para alimentar las baterías personalizadas que recubren una pared entera del sótano, 24 grandes recipientes de plástico rojo que se asemejan a los recipientes de gasolina. Estas baterías pesan 144 kilogramos cada una, cuestan aproximadamente 1500 dólares, y deben someterse a un chequeo químico con un hidrómetro.

 

Una vez que las baterías están completamente cargadas, el agua está caliente (algo muy útil dada la ubicación de la isla), las luces están apagadas y ninguna actividad está consumiendo energía. El sistema es lo suficientemente inteligente como para inspeccionar la casa y averiguar si hay suficiente agua purificada. Debajo de la isla, enormes tanques de contención se llenan con agua de mar que ha sido purificada por los destiladores de compresión de vapor de Kamen. El millonario aun prefiere no ahondar en el diseño de su purificador aunque afirma que puede derivar agua absolutamente pura de cualquier material húmedo, incluso aguas residuales sin procesar o desechos tóxicos.

 

Finalmente esa parece ser la intención en último término del excéntrico Kamen: mejorar la vida de otras personas alrededor del mundo. Por eso, una de sus iniciativas más famosas es FIRST – For Inspiration and Recognition of Science and Technology (Por la Inspiración y Reconocimiento de la Ciencia y la Tecnología), un programa que desarrolló que inyecta ciencia y tecnología en aulas de primaria, secundaria y preparatoria en los Estados Unidos.

 

El experimento-capricho de Kamen está sirviendo para demostrar que se puede tener una vida totalmente auto-sostenible energéticamente en la Tierra (el otro ejemplo es la Estación Espacial Internacional a 460 kilómetros arriba de la superficie) y que una solitaia casa como la del Maestro Roshi podría ser posible.

 
Fuente: nmas1.org

Entradas relacionadas

¿Qué opinas?, deja tu comentario.

(required)
(required)

Nota: Se permite código HTML. Tu correo electrónico nunca será publicada.

Subscríbete para comentar