NoticiasTermosolar

China abre en pruebas la primera autopista solar del mundo

China acaba de abrir en periodo de pruebas un tramo de un kilómetro de la que es la primera autopista solar del mundo, construida en Jinan, capital de la provincia de Shandong. La carretera solar, además de generar electricidad e introducirla a la red eléctrica, prevé hacer posible la recarga de vehículos eléctricos en movimiento a partir de la inducción magnética.

 
China abre en pruebas la primera autopista solar del mundo

 

La estructura de la vía, consta de paneles solares cubiertos con un material transparente que soporta el peso de los vehículos y permite el paso de la luz solar. Los paneles, que cubren 5.875 metros cuadrados, pueden generar un millón de kilovatios/hora de energía en un año, lo suficiente para satisfacer la demanda diaria de alrededor de 800 familias, según Qilu Transportation Development Group, la compañía encargada de la obra.

 

En un comunicado en el que anuncia la finalización de los trabajos, el grupo promotor de esta carretera solar asegura que el despliegue fotovoltaico efectuado cuenta con una capacidad instalada de 800 kw. Pero, ¿cómo se garantiza la protección de estos sistemas solares? Se logra con un pavimento formado por tres capas que, precisamente, deja en la capa central, los paneles solares y la tecnología para la carga inalámbrica de vehículos eléctricos.

 

 

Así, ese tipo de estructura garantiza la protección de la tecnología solar de la humedad del suelo. Este es el fin fundamental de la capa que se sitúa en la parte inferior. En ella, además, se concentran todas las conexiones necesarias para que la energía captada pueda ser reconducida a la red eléctrica de Jinan.

 

Sobre los paneles se ha desplegado una capa superficial que garantiza que estos no sufren daño alguno con el tránsito de vehículos. No obstante, la resistencia se limita a vehículos de tamaño medio por lo que, en principio, esta parte de la vía quedará vetada para camiones de grandes dimensiones.

 

“El proyecto ahorrará espacio para la construcción de granjas solares y acortará la distancia de transmisión de la energía generada”, dijo Xu Chunfu, presidente de la empresa.

 

La electricidad producida por la sección será utilizada para alimentar el alumbrado público de autopistas, vallas y señales de tránsito, cámaras de vigilancia, túneles y estaciones de peaje. La energía sobrante será transmitida a la red estatal, añadió Xu.

 

Otras funciones planeadas para esta forma de generación en el futuro incluyen estaciones de recarga para vehículos eléctricos y la provisión de conexión a Internet. Xu no reveló el costo del proyecto, pero dijo que era “la mitad” de proyectos similares en otros países. “Con el desarrollo de la energía solar en China, el costo puede reducirse aún más”, manifestó.

 

Para reforzar aún más la seguridad, esta innovadora apuesta también contribuirá a combatir la nieve y el hielo, mediante la acumulación de calor en las temporadas más frías. Sin embargo, se espera que los avances vayan a más, fundamentalmente con la implantación gradual de la carga móvil de vehículos eléctricos.

 

Será “una revolución para la generación de energía, la industria del transporte y la del automóvil”, asegura el grupo estatal que lidera un proyecto que, gracias a la recarga en movimiento, será único en el mundo. Entretanto, la idea es tan singular que solo Francia cuenta ya con una carretera solar, llamada Wattway, inaugurada en diciembre de 2016 en Normandía.

 

China lidera al mundo en el desarrollo de la energía solar. Su aumento anual de la nueva capacidad instalada de generación ha sido el mayor a nivel mundial desde 2013. A finales de septiembre, la capacidad instalada de energía fotovoltaica del país llegó a los 120 gigavatios.

 
Fuente: elperiodicodelaenergia.com

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar