Artículos TécnicosDistribuciónTransmisión

Seguridad y mantenimiento eléctrico, un matrimonio perfecto

Hablar de un matrimonio perfecto parece ser un tanto utópico. Sin embargo, la relación existente entre la Norma de Seguridad Eléctrica en Lugares de trabajo (NFPA-70E) y la Norma de las Practicas Recomendadas para el Mantenimiento de Equipos Eléctricos (NFPA-70B) se acerca bastante. Y es que intuitivamente razonamos que para realizar cualquier tipo de mantenimiento en un sistema eléctrico, independiente de los niveles de tensión o capacidad de potencia, primero, debe existir un mínimo cumplimiento de normas de seguridad eléctrica que protejan la vida de las personas durante el proceso de mantenimiento.


 

A fin de entender la razón de la creación de la NFPA-70B, hagamos un poco de historia. El Comité del Código Eléctrico Nacional había recibido varias peticiones solicitando incluir recomendaciones de mantenimiento eléctrico en el Código Eléctrico Nacional (NEC). El Comité de Correlación Técnica del Código Eléctrico Nacional (NEC) determinó que el NEC no era el documento apropiado para tratar el tema del mantenimiento de equipos eléctricos. Sin embargo, el Comité reconoció que la “falta de mantenimiento” con frecuencia resultaba en numerosas lesiones graves y fatalidades, además de altas perdidas  monetarias. En 1967, un comité ad hoc sobre mantenimiento de equipos eléctricos fue autorizado por la NFPA para determinar la necesidad de desarrollar un documento sobre el tema. El documento daría recomendaciones sobre el mantenimiento de varios tipos de instalaciones, aparatos y equipos eléctricos que generalmente se encuentran en grandes instalaciones de carácter comercial e industria, teniendo siempre presente la importancia de la seguridad eléctrica para las personas e instalaciones. El Comité ad hoc observó  que la información de seguridad eléctrica se divide de manera lógica en cuatro subdivisiones principales:

 

  1. Norma de diseño o producto
  2. Norma de instalación (el NEC y el Código Nacional de Seguridad Eléctrica)
  3. Recomendaciones de mantenimiento y
  4. Instrucciones de uso.

 

Aún no se había comenzado a trabajar en NFPA-70E, Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo. En el interés de la seguridad eléctrica, el Comité investigó si era necesario hacer algo más en relación al tema del mantenimiento de equipos eléctricos.

 

De esa forma, el 27 de junio de 1968, NFPA autorizó la formación del Comité sobre Mantenimiento de Equipos Eléctricos con el siguiente enfoque: “ desarrollar textos adecuados en relación al mantenimiento preventivo de los sistemas y equipos eléctricos utilizados en aplicaciones de tipo industrial, con la intención de reducir pérdidas de vida y de propiedad. El propósito es correlacionar procedimientos generalmente aplicables al mantenimiento preventivo, que tiene una amplia aplicación para las clases más comunes de sistemas y equipos eléctricos industriales, sin duplicar o reemplazar las instrucciones que normalmente entrega los fabricantes”.

 

Desde ese momento en adelante, comenzaron a salir al público ediciones actualizadas de la norma NFPA-70B. Ahora bien, recién en la edición de 2006, se incluyó un cambio significativo con respecto a la seguridad Eléctrica. A diferencia de otras ediciones donde la información y precauciones de seguridad estaban dispersas en los capítulos de los equipos individuales, sé escribió un nuevo capítulo completo de seguridad y se lo ubicó al inicio del documento para proporcionar una cobertura más completa y actualizada, Así como también para enfatizar la importancia de la seguridad.

 

La pronta inclusión de la NFPA-70E dentro de la nueva Norma de Corrientes Fuertes en Chile ha provocado un gran interés en la seguridad eléctrica. Esta norma apunta a la implementación de una serie de actividades dentro de las empresas del sector eléctrico nacional. Dentro de sus principales aspectos podemos destacar los siguientes:

 

  1. Programa de Seguridad Eléctrica
  2. Procedimiento de identificación de peligros y evaluación de riesgos
  3. Procedimiento de bloqueo y etiquetado
  4. Auditoría de seguridad eléctrica
  5. Análisis de riesgo de relámpago de arco

 

Junto con esto, en una gran cantidad de sus apartados, LA NFPA-70E llama a la NFPA-70B en lo relacionado con las labores de mantenimiento en un ambiente “eléctricamente seguro”.

 

Debido a lo intrínsecamente unido que se encuentran estos temas, al implementar los procedimientos de mantenimiento eléctrico, es imprescindible que estos conversen con los procedimientos de seguridad eléctrica y viceversa. No podemos tener uno sin el otro ni permitirnos que no hablen “el mismo idioma”.

 

Por lo anterior, es muy importante que las empresas que realizan mantenimiento en sus instalaciones eléctricas revisen sus estándares y procedimientos y se aseguren que estos conversen a la perfección con los estándares y procedimientos de seguridad eléctrica. Y no solo eso. También debe haber una armonía entre estos procedimientos y los Programas de Seguridad Eléctrica exigido por la NFPA-70E.

 

Teniendo estas precauciones, podremos seguir disfrutando de este “matrimonio” para el beneficio de todos los trabajadores.

 

Fabritsio Salazar

Gerente Corporativo Latam

COMULSA

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifica también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar