ActualidadMercado EléctricoTermosolar

Japón y Corea del Sur lideran la construcción de centrales de energía solar en pantanos

El aprovechamiento de la luz del sol para la producción de electricidad es una de las alternativas con más futuro en el campo de las energías renovables. La mejora en la eficiencia de las placas fotovoltaicas y la reducción de costes en su fabricación está acelerando la instalación de este tipo de centrales en buena parte del mundo, incluso en situaciones como la actual en que el descenso del precio del petróleo dificulta el crecimiento de tecnologías y combustibles menos contaminantes.

 

Simulación de la futura planta flotante de energía solar en Ymakura, Japón (LV)
Simulación de la futura planta flotante de energía solar en Ymakura, Japón (LV)

 

En algunos países la principal dificultad en el aprovechamiento de laenergía solar se debe -por motivos obvios- a la situación geográfica y las pocas horas de insolación. En otras zonas, el problema se debe a la limita disponibilidad de espacios libres para situar este tipo de plantas, que ocupan superficies relativamente grandes.

 

Una de las mejores y más modernas alternativas a este problema de espacio en tierra es precisamente la construcción de plantas solares sobre el agua. Los embalses y lagos pueden ofrecer en algunos casos una extensión relativamente tranquila para situar placas solares de grandes dimensiones sin reducir la superficie terrestre destinada a la agricultura o la construcción, según están demostrando las primeras experiencias en este campo desarrolladas en países como Corea del Sur o Japón.

 

Japón no puede perder ni un palmo de tierra

 

Las empresas Kyocera Corporation y Century Tokyo Leasing Corporationanunciaron el pasado 21 de enero el inicio de la obras de la planta solar flotante más grande del mundo (13,7 Mw) en aguas del embalse de Yamakura (Japón). La nueva planta estará formada por 51.000 placas solares instaladas en una superficie de 180.000 metros cuadrados. El proyecto generará unos 16.170 megavatios hora (MWh) al año -equivalente a la electricidad que consumen unos 5.000 hogares en esta región japonesa.

El proyecto se inició en octubre de 2014, cuando la Agencia de Empresas Públicas de la Prefectura de Chiba puso en marcha un concurso público para encontrar empresas que quisieran construir y operar plantas de energía solar flotante, dentro de su iniciativa para apoyar a las energías renovables sin causar impactos ambientales.

 

Efecto post-Fukushima

 

El accidente en la central nuclear ha obligado a Japón a potenciar las energías renovables
 

Desde el accidente de la central nuclear de Fukushima, Japón ha incrementado su apoyo a las energías renovables pero se enfrenta a problemas importantes como las grandes extensiones de terreno que necesitan las plantas de energía solar; en un país en que el territorio está sometido a una gran presión a causa de la urbanización.

 

La utilización de la lámina de agua de los embalses es una alternativa para proyectos como el que se construye ahora en Yamakura y que cuenta con precedentes de menor escala también en Japón desde 2014.

 

Instalaciones completadas en Corea de Sur

 

Por su parte, el pasado mes de noviembre, la empresa LG CNS anunció la finalización de las obras de dos centrales fotovoltáicas flotantes en los embalses de Otae y Jipyong, en Corea del Sur.

 

Planta solar flotante en el embalse de Otae, Corea del Sur (LV)
Planta solar flotante en el embalse de Otae, Corea del Sur (LV)

 

Cada una de estas instalaciones tiene 3 Mw y pueden ser consideradas las plantas solares flotantes más potentes del mundo (sin contar la futura y anteriormente mencionada planta de Yamakura, en Japón).

 

Los paneles solares de los dos embalses coreanos cubren unos 64.000 metros cuadrados de superficie de agua y pueden generar unos 8.600 megavatios hora al año, equivalente al consumo de unos 2.400 hogares en esta región.

 

La compañía LG CNS planea construir en 2016 centrales eléctricas flotantes con una potencia conjunta de 50 megavatios. “Las centrales eléctricas flotantes son beneficiosas para el medio ambiente ya que son menos intrusivas que las plantas de tierra y crean sombras que ayudan a reducir la proliferación de algas en los embalses”, según ha explicado el vicepresidente de LG CNS Kim Tae-keuk en declaraciones recogidas por diversos medios locales.

 
Fuente: lavanguardia.com

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar